Portugal - Bloco d'Esquerda ES

From 4EDU
Jump to: navigation, search

Portugal - Bloco d'Esquerda

Para salvar a los bancos privados de la bancarrota y pagar los intereses siempre crecientes de la deuda nacional después de las crisis de 2008, el gobiernos portugués (Partido Socialista, PS) ha puesto en práctica tres planes de austeridad (PEC), reduciendo los salarios y las pensiones, aumentando las tasas y destruyendo los servicios públicos como la sanidad y los transportes. Ña cuatra PEC, presentada en marzo de 2011, condujo a la caída del gobierno, mientras que el trío FMI, BCE, Comisión Europea (Troïka) fue llamado al rescate ya que las tasas de interés de los mercados se volvían prohibitivas. Durante la campaña electoral, un acuerdo con las medidad de austeridad, semejante al de Grecia, fue encontrado con la Troïka. Después de que los social-demócratas (PSD) y los demócratas cristianos (CDS-PP) hubieran ganado las últimas elecciones en junio, el nuevo gobierno se dijo que el acuerdo con la Troïka no era suficiente y decide, por ejemplo, reducir los salarios de los funcionarios un 20% suprimiendo los extras de navidad y vacaciones, imponer al sector privado media hora de trabajo no remunerado, reducir las ayudas del paro, crear un nuevo tipo de contrato laboral precario, facilitar el despido y privatizar el servicio de distribución del agua y una parte de la televisión nacional. Muchas de estas medidas ya estaban anunciadas y se votarán el 11 de noviembre. Tras estos anuncios, ha habido un aumento del descontento de la población. El 1 de octubre, 130 000 personas en Lisboa y 50 000 en Porto desfilaron en la manifestación unitaria convocada por el CGTP (la mayor confederación sindical en la que el partido comunista portugués tiene una influencia mayor). Hubo igualmente una manifestación significativa el 15 de noviembre, tras el llamamiento de las acampadas del Estado Español que ha reunido a casi 100 000 personas en Lisboa y 20 000 en Porto. Esta jornada fue organizada por un movimiento social compuesto por distintos grupos de izquierdas y de independientes demostrando la aparición de un nuevo actor social. Ese actor que no era susceptible de manifestarse a la llamada de las federaciones sindicales de perfil comunista ortodoxo, se moviliza para participar en las manifestaciones contra la austeridad y a favor de un nuevo sistema democrático al servicio de los intereses de la mayoría de la población. Es un buen desarrollo tras las movilizaciones del 12 de marzo (tras la presentación del cuarto PEC) donde 40 000 personas desfilaron en varias cuidades de Portugal (300 000 en Lisboa, 80 000 en Porto) llamados por movimientos sociales y con un perfil menos radical. Hay una huelga general prevista para el 24 de noviembre, la tercera tras la revolución portuguesa de 1947, convocada por las dos principales confedereaciones sindicales (CGTP y UGT). Un sondeo reciente dice que el 63% de la población está a favor de esta huelga y que un 80% está contra los recortes en los extras de navidad y vacaciones. El 50% piensa que las movilizaciones sociales son necesarias.

El Bloco de Esquerda ha pasado de 16 a 8 diputados tras las últimas elecciones. Hay muchas razone sposibles, pero la principal es tal vez la falta de esperanzas frente a la Troika y el sentimiento de que ninguna alternativa de izquierdas puede enfrentarse a la austeridad. En este contexto, el comité político del Bloco ha sufrido numerosos ataques. La minoría morenista dentro del Bloco ya ha anunciado que se retira y forma un partido propio después de marzo del 2012. Durante este tiempo, muchos encuentros han tenido lugar en el país con el objetivo de tener una reflexión adecuada sobre temas de importancia como la posición sobre la crisis en Europa y el Euro, el nuevo movimiento social, nuestra política de alianzas y el papel de las tendencias en el interior del Bloco. Simultáneamente, los militantes del Bloco de Esquerda y de la APSR siguen implicados en el movimiento social, y juegan un papel fundamental en muchas de las manifestaciones masivas que tienen lugar en la calle.