Michael Löwy, Extracto de "La teoría de la revolución permanente"

From 4EDU
Jump to: navigation, search

Algunos países – México, Bolivia, Argelia, Perú, etc. – han llevado a cabo reformas agrarias relativamente radicales, mientras que algunos otros – México, India, Venezuela, etc.- han establecido estados parlamentarios democráticos más o menos estables. Finalmente, algunos países han alcanzado un alto grado de independencia económica y política en relación al imperialismo: Argelia, Burma, Egipto (al menos en la época de Nasser), Mozambique, etc. Así pues, estos resultados deben ser calificados de dos formas: primero, cada unos de estos logros es incompleto, limitado y con frecuencia efímero; en segundo lugar, ningún país ha logrado hasta ahora con éxito la combinación de las tres transformaciones democráticas revolucionarias y, como consecuencia, las contradicciones explosivas y no resueltas, persisten en el corazón de sus formaciones sociales. Por otro lado, es importante distinguir las modalidades sociales asumidas por la mayoría de estos movimientos revolucionarios democráticos:

(1) Revoluciones populares interrumpidas: Donde las masas populares, obreros y/o campesinos irrumpen en la escena de la historia, destrozando las viejas estructuras políticas, sin embargo, eventualmente son neutralizados por las fuerzas de la burguesía o la pequeña burguesía, quienes usurpan el liderazgo e “institucionalizan” la revolución. Casos clásicos son: México (1910-1920), Bolivia (1952-1955) y Argelia (1954-1965).

(2) Las semi-revoluciones desde arriba: caracterizadas por la figura de un líder Bonapartista con un amplio apoyo y quien implementa algunas importantes reformas, los ejemplos incluyen: Kemal Atatuk (Turquía 1919-1938), Getulia Vargas (Brasil 1930-1945, 1950-1954), Lázaro Cárdenas (México 1934-1940), Juan Perón (Argentina 1944-1955), Nehru (India 1947-1964), Jacobo Arbenz (Guatemala 1951-1954), Nasser (Egipto 1952-1970), y Sukarno (Indonesia 1945-1966). Estas “semi-revoluciones” son inestables y tienden a disiparse o desintegrarse por completo después de la muerte, retiro o derrocamiento de este carismático líder bonapartista (aunque algunas de las reformas logran permanecer).

Esta taxonomía es supuesto, relativa, no absoluta: en cada caso de los movimientos históricos actuales "desde arriba" y "desde abajo” interactúan el uno con el otro, a veces como un equilibrio de fuerzas conflictivas, otras veces como una sucesión de fases.