Bélgica - CADTM

From 4EDU
Jump to: navigation, search

CADTM: comité de anulación de la deuda del tercer mundo.

El objetivo primero del CADTM – su ángulo de ataque- es la anulación de la deuda exterior pública de los países de la periferia (Tercer Mundo y ex-bloco soviético) y el abandono de las políticas de ajustes estructurales impuestas por el trío: fondo monetario internacional (FMI), Banco mundial, Organización mundial del comercio (OMC). El objetivo es de poner un punto final a la espiral infernal de endeudamiento y de llegar al establecimiento de modelos socialmente justos y económicamente duraderos.

Pero es importante precisar que a la vista del contexto actual el CADTM extiende su campo de análisis y de acción a los países del norte. Gracias a mas de 20 años de experiencia acumulada puede revelar las similitudes entre la crisis de la deuda de los países del norte y la que conocieron, al inicio de los años 80, los países del sur.

Para el CADTM, la anulación de la deuda exterior pública de los países de la periferia no es en si una finalidad. Es un medio, una condición necesaria aunque no suficiente para permitir un verdadero desarrollo. Aquellas anulaciones deben ser acompañadas por una serie de medidas: nacionalización del sector bancario, reforma agraria, conversión de los gastos militares en gastos sociales y culturales…

El CADTM, mas allá de su trabajo especifico sobre la deuda, trabaja en estrecha colaboración con numerosos movimientos sociales que luchan en otros campos de acción (Marcha Mundial de las Mujeres; Movimiento de los campesinos sin tierra; ATTAC…)

El contexto político Belga

El contexto belga está marcado por una crisis política mayor. Durante de las elecciones legislativas de junio 2010, pudimos constatar resultados muy diferentes entre el norte y el sur del país. Por la parte Walonia, las elecciones han sido ganadas por el partido socialista. Y en la parte de Flandes la mayoría fue para la NV-A, un partido nacionalista que pide una revisión de la constitución belga en el sentido de conceder más autonomía par a las regiones. Dado al hecho de que los partidos mayoritarios no lograron acordarse entorno a una reforma institucional, un gobierno en funciones asume la gestión del país desde más de 530 días. Hay que decir también que la no-legitimidad del gobierno, no impidió que tomase decisiones mayores como por ejemplo la entrada en una nueva Guerra (Libia), el voto del presupuesto nacional, o la compra de un banco.

A priori, un gobierno debería finalmente ser constituido antes del final del año 2011. La deuda Belga

Hasta ahora Bélgica estaba relativamente protegida de la crisis de la deuda, pero finalmente, estas últimas semanas, ha entrado en el ojo de la tormenta. Después de Grecia, Irlanda, Portugal, el Estado Español, e Italia los especuladores se atacan ahora a la deuda soberana belga. La tasa de interés pasó, en dos meses, de menos de 4% a más de 6%, complicando aun más el funcionamiento del estado. Además el coste del rescate bancario después de la crisis, y en particular la reciente compra de Dexia (4 mil millones de euros) profundiza el endeudamiento publico.

Los diferentes partidos se acaban de acordar sobre un presupuesto de ajuste del cual conoceremos los detalles en los próximos días. Pero lo que queda claro es que los 11.3 mil millones de euros “economizados” para pasar bajo los 3 % de déficit, se han echo a expensas de los trabajadores y de las trabajadoras.