Alemania - RSB

From 4EDU
Jump to: navigation, search

Alemania – Revolutionär Sozialistischer Bund

En Alemania los ataques contra los derechos de la clase trabajadora empezaron antes que en otros países de la Unión Europea. A la vez que se daban estos ataques contra los derechos sociales y los sistemas de protección social, se dió un proceso sin precedentes de liberalización de los mercados.

Entre 2003 y 2005, una coalición del Partido Socialdemócrata (SPD) y los Verdes presidida por Schröder adoptó la "Agenda 2010", que fue resultado del proceso de Lisboa de la UE (y que ahora está siendo imitado en otros países, combinado con los efectos de la nueva Agenda UE 2020)

En este contexto se aprobaron las "Leyes Hartz". Se ha establecido un sector laboral con sueldos bajos, mediante la extensión de los contratos temporales, los tiempos parciales y el supuesto "autoempleo" sin seguridad social. Estas medidas se acompañaron por la destrucción del antiguo sistema de subsidios al desempleo. Desde entonces, al cabo de uno o dos años sin empleo, los trabajadores reciben un subsidio ("Hartz IV") heredero del antiguo sistema, y que viene acompañado de medidas represivas severas. Esto pone también bajo presión los salarios de l@s trabajadorxs que siguen empleados de forma "convencional". En los años siguientes los salarios se han estancado o han bajado, incluso en el momento de auge económico, aún cuando la productividad del trabajo ha aumentado. Alemania es el país de la UE en el que la flexibilidad laboral se ha desarrollado en la forma más agresiva.

De este modo la economía alemana logró una ventaja competitivo en la UE, y la clase trabajadora alemana en su conjunto se beneficia también de esto. Pero hay también mucha gente que está pagando la crisis capitalista con pobreza relativa, siendo excluidos de la sociedad y perdiendo derechos democráticos, pagan con inseguridad y enfermadades física y psicológicas. Aparte de esto, las administraciones municipales tienen nuevas tareas.

Pero en vez de unirse y resistir, en el contexto político actual las personas afectadas se culpan a sí mismas por su situación y buscan soluciones individuales para evitar que la situación empeore. Los ataques contra la clase trabajadora en Alemania en la mayor parte de los casos no llevan como en Grecia a la pérdida de la vivienda y de las condiciones de vida.

La política de "superpotencia" del gobierno alemán sigue teniendo el apoyo de la mayoría.

Los sindicatos no son nada combativos sino que defienden los intereses de los trusts alemanes como si fuesen los suyos y practican la colaboración de clases. Hubo un movimiento de masas de protesta contra Hartz IV en 2004 que acabó cuando se adoptó la ley.

Cuando en 2007 se subión la edad de jubilación a 67 años no hubo ningún movimiento de protesta visible, aparte de una manifestación sindical que se quedó en nada. El movimiento social sigue débil. El 14 de noviembre 2012, hubo protestas en solidaridad con las huelgas en Europa, en más de 30 ciudades pero en cada caso con no más de mil participantes. Es probable que el movimiento social en Alemania crezca, también debido a que acada vez hay más conciencia de que la diferencia entre pobres y ricos va a seguir aumentando y que la crisis va a afectar a más asalariados y de forma cada vez más fuerte. El movimiento ecologista, en particular el antinuclear, ha sido bastante fuerte en los últimos años. Pero con la supuesta retirada de la energía nuclear anunciada por el govierno en verano de 2011, el movimiento se ha reducido claramente.

El RSB, como parte de la sección alemana de la Cuarta Internacional, ha puesto en los últimos tres años su énfasis tanto en la cuestión social como en la ecológica. Sus miembros participan en el movimiento antinuclear y en el movimiento sindical y tratan de apoyar un movimiento contra la crisis.

El RSB es una organización muy pequeña y marginal, como toda la izquierda radical alemana. Esto es el trasfondo del estado actual de la organización.